Diferencias entre raspado y limpieza dental

Fecha publicación: 25/03/2021

Por muy bien que sea la higiene dental, es inevitable que se desarrolle la placa bacteria en nuestros dientes. Nos referimos a esa película incolora y pegajosa que está compuesta por millones de bacterias que se adhieren a la superficie de los dientes. La placa bacteria es la principal causante del sarro y de la temida caries dental. Aunque cepillarse los dientes y usar hilo dental tras cada comida elimina la mayor parte de esta siempre quedaran restos. Con el paso del tiempo las bacterias acumuladas forma lo que denominamos sarro. El sarro es el causante de muchas enfermedades bucodentales como la gingivitis (inflamación de las encías), la halitosis (mal aliento) o la caries. Es en este momento, cuando se vuelve necesario que el paciente se someta a dos tratamientos diferentes, pero con un mismo objetivo: eliminar la placa bacteriana y el sarro. El primero de los procedimientos se denomina raspado dental, mientras que el segundo, limpieza dental.

Aunque tanto la limpieza como el raspado dental tienen la misma finalidad ambos se diferencian por el área en la que se desarrollan. Por un lado, la limpieza dental afecta a la la unión de la corona con la raíz (cuello dental), a los espacios interdentales (los huecos que hay entre cada diente) y a la línea de la encía. En el caso del raspado dental este implica la parte interna del periodonto (encías, hueso alveolar, etc.) situada por debajo de la línea de la encía. Como ya hemos señalado, por muy bien que sea nuestra higiene dental resulta imposible evitar que la placa bacteria se acumule. Por esta razon, en Praxis Dental recomendamos a nuestros pacientes someterse a esta clase de procedimientos, como mínimo, una vez al año. De este modo, el paciente conseguirá evitar enfermedades como la gingivitis o la periodontitis, así como el desarrollo de caries. Por último, cabe señalar que estos tratamientos sirven también para eliminar las manchas de la superficie de los dientes causadas por el consumo del tabaco o el café. Por tanto, también tienen una función estética. Dicho esto, veamos cuáles son las diferencias entre el raspado y la limpieza dental.

1. ¿Qué es el raspado dental?

El raspado dental es un procedimiento que se lleva a cabo en los casos donde la acumulación de las bacterias es muy severa. En otras palabras, es un tratamiento que se realiza cuando la cantidad de sarro es tal que una limpieza dental no puede acabar con él. Obviamente, quien valorara si es necesario o no este tratamiento será el especialista en odontología. El raspado dental es un proceso que se lleva a cabo en varias fases.

En primer lugar, por medio de lo que se denominan curetas o raspadores dentales - y, de forma manual- el especialista eliminara todo el sarro endurecido de la superficie dental y de la línea de la encía. De esta manera, ahora se puede acceder a la zona de debajo de la encía. En segundo lugar, se aplica anestesia local para evitar que el paciente sienta dolor, ya que el raspado en la siguiente área a tratar suele ser molesto. Debemos tener en cuenta que, debido al área que afecta el raspado dental (debajo de la encía, la raíz de los dientes, etc.)es normal sentir dolor. Finalmente, se procede a la eliminación del sarro y de la placa bacteriana que se acumula por debajo de la línea de la encía. Por norma general, este procedimiento se lleva a cabo en dos días distintos. Durante la primera consulta, que dura en torno a dos horas, los especialistas llevaran a cabo un estudio y el posterior curetaje de una sección de la boca. En la segunda cita, que dura aproximadamente hora y media, se procede a raspar el resto de los cuadrantes de la boca. Una vez que el efecto de la anestesia desaparece, habrá algo de dolor residual y posiblemente también algo de sangrado en las encías.

2. Limpieza dental

La limpieza dental se realiza cuando la acumulación de bacterias y de sarro en los dientes no es muy grande. A diferencia del raspado la limpieza se lleva a cabo en una sola sesión. Sin embargo, su duración puede oscilar entre 30 y 60 minutos en función de la cantidad de sarro o placa que haya que eliminar. Para empezar, por medio de un aparato de ultrasonidos (Cavitron) se somete a vibración al sarro hasta que este se rompe y se despega del esmalte. De esta manera, la superficie de los dientes queda totalmente limpia. La siguiente fase del proceso consiste en pulir el espacio de contacto entre ellos para eliminar el sarro que pudiera haber quedado. En esta fase, también se suele hacer uso del hilo dental por si hubiese quedado algún resto de placa entre diente los dientes. Para concluir, se someten las piezas dentales a un pulido con una herramienta eléctrica que recorre tanto la parte externa como interna de estas. Así conseguimos que todos los dientes queden lisos y brillantes. Aunque poco frecuente, también hay posibilidades de sufrir algún tipo de lesión durante la limpieza dental. En esta situación, resulta muy importante comunicárselo al dentista para que tome algún tipo de medida al respecto.

En definitiva, cepillarse los dientes después de cada comida; usar un cepillo adecuado; usar hilo dental; acudir a revisiones periódicas y someterse a una limpieza, nos permiten tener siempre una salud bucodental excelente. Si cree que necesita someterse a un raspado o a una limpieza dental no dude en ponerse en contacto con nosotros. En Praxis Dental contamos con todo lo necesario para tratar este tipo de problemas. Además, con nuestra tarjeta familiar le descontaremos un 10% del coste del procedimiento. Asimismo, el diagnóstico es completamente gratuito y podrá acceder a una revisión anual gratis.

ORTODONCIA ONLINE

Complete nuestro formulario de ortodoncia online

EMPEZAR

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. más información imagen cerrar