Para qué sirven los alargamientos coronarios

Fecha publicación: 29/04/2020

A pesar de toda la información que hay disponible sobre este tratamiento, la mayoría de las personas se preocupan demasiado cuando deben someterse a él. Por ejemplo, en nuestra clínica de Praxis, casi todas las semanas recibimos a pacientes que nos preguntan alarmados si este procedimiento les va a causar dolor. Para todas estas personas y para quienes visitan este blog, hoy vamos a mostraros todo lo que necesitáis saber sobre el alargamiento coronario. De este modo, podréis despejar cualquier tipo de duda o miedo que se os pase por la cabeza.

¿Qué es el alargamiento coronario?

Antes de entrar en materia, la mayoría de las personas que acuden a nuestra consulta piensan que los tratamientos ontológicos se dividen en dos categorías: tratamientos para patologías y tratamientos estéticos. Sin embargo, esto no es así. Existen tratamiento, como el de alargamiento coronario, que se utilizan para tratar las caries (implantando una corona dental) y para conseguir una sonrisa más bonita (remodelando la encía). Esta técnica consiste en extraer o remodelar el contorno de la encía que está en contacto con el diente, de modo que este sea más visible. En la mayoría de los casos este procedimiento se realiza en pacientes con caries que necesitan una corona o funda dental tras la reparación de uno o varios dientes.

Gracias al alargamiento coronario la funda queda sujeta completamente a la parte remitente del diente que ha sido reparado. En cuanto a su fin estético, no hay mucho que explicar. Simplemente, una boca con una encía demasiado baja o irregular provoca que los dientes parezcan más pequeños o de diferente tamaño y, por lo tanto, la sonrisa se verá afectada. Sin embargo, gracias al alargamiento coronario conseguimos que toda la encía tenga un aspecto homogéneo, de tal modo que garantizamos a nuestros pacientes una sonrisa realmente atractiva.

¿Cómo ser realiza un alargamiento coronario?

A diferencia de lo que muchos pacientes suelen imaginarse, este proceso es muy simple, rápido y solo requiere de cirugía menor. Para que nos entendamos, para un odontólogo el alargamiento coronario es un proceso igual de complicado que, por ejemplo, la extracción de una muela del juicio. Al igual que en las extracciones, los alargamientos coronarios requieres del uso de anestesia local. Dependiendo de la cantidad de dientes que se vayan a tratar, el dentista aplicar mayor o menor cantidad de anestesia.

Durante el proceso, y mediante el uso de un bisturí, el odontólogo ira retirando toda la parte de la encía sobrante o bien la despegara. Cuando el objetivo del alargamiento coronario es implantar fundas dentales se suele eliminar por completo la encía. De este modo, se puede acceder a la raíz del diente para colocar la funda y que ésta quede bien fijada. Para terminar, el dentista procederá a suturar la encía. Los puntos se retiran generalmente cuando han trascurrido 7 días desde el tratamiento.

¿Cuándo es necesario este tipo de tratamientos?

Este tratamiento, lejos de los fines estéticos, será necesario cuando las caries estén tan desarrolladas que afecten a la parte interna de la encía. También es necesario cuando se haya producido una fractura en un diente o se requiera la colocación de una corona dental. Veamos con mayor profundidad cada uno de los casos:

1.Caries: el composite, que se utiliza para la reparación de los dientes con caries, no sellaría de forma correcta, y con el paso del tiempo volverían a surgir nuevas caries por el filtrado. Sin embargo, con el alargamiento coronario, se consigue llegar completamente a la zona afectada del diente eliminando la caries por completo.

2.Fractura de un diente: generalmente los dientes que sufren un fuerte traumatismo no tiene solución, se termina perdiendo. Sin embargo, en casos donde el golpe no ha sido tan fuerte como para provocar la perdida de la pulpa dentaria, el odontólogo podrá reconstruir la pieza. Para ello es necesario que antes de la obturación se retire por completo la encía. De esta forma se consigue dejar a la vista toda la fractura, y por tanto, se puede reconstruir por completo el diente.

3.Colocación de una corona: para asegurar la correcta sujeción de una corona es necesario que la prótesis rodee por completo el diente sano. Esta pieza dental remanente (natural) de la persona deberá tener una altura de, como mínimo, 1,5 milímetros para evitar que la corona termina cayéndose.

En definitiva, el alargamiento coronario es un tratamiento sencillo y casi indoloro, que incluye ventajas como salvar dientes o nivelar las encías para que podamos tener una sonrisa perfecta. Una vez terminado el tratamiento, el dentista recetara antiinflamatorios para aliviar la inflamación de la herida como ocurre en las extracciones. Es muy importante seguir escrupulosamente las indicaciones del periodontista en lo que respecta a la higiene oral, a fin de evitar una posible infección.

ORTODONCIA ONLINE

Complete nuestro formulario de ortodoncia online

EMPEZAR

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. más información imagen cerrar