Ventajas de los implantes dentales

Fecha publicación: 09/02/2020

La boca es un parte fundamental del cuerpo humano. Gracias a los dientes podemos masticar y digerir correctamente los alimentos. Además desde el punto de vista estético está demostrado que quienes lucen una sonrisa brillante, con todos los dientes en su lugar, tienen mayor autoestima y por tanto, un mejor desempeño en todos los ámbitos de su vida. A pesar de ello muchas personas siguen descuidando el cepillado de sus dientes o acuden menos de lo que deberían a consulta para comprobar que todo está bien en su boca. El resultado de estos descuido es más que evidente, las personas perdemos entre 10 y 12 piezas a lo largo de la vida.

La perdida de dientes es un problema que si no se trata a tiempo puede desconvocar en contratiempos mucho más graves que nuestra imagen física. Entre los inconvenientes más importante causado por la perdida de los dientes destacan: dificultad a la hora de comer, aumento de las zonas afectadas por caries y, en el peor de los casos, la aparición de enfermedades como la periodontitis. La periodontitis, en su primera fase, comienza con la gingivitis (leve infección de las encías) la cual se va entendiendo rápidamente por el hueso maxilar provocando que este vaya desapareciendo. La acumulación de restos de comida en las encías son la principal causa de esta enfermedad, la falta de un solo diente es un germen perfecto para que las bacterias se acumulen en las encías. Estos organismos comenzaran infectando el hueco que ha dejado el diente tras su caída para posteriormente, extenderse a otras zonas de manera irreversible.

Si todavía dudas de la importancia que supone para tu boca los implantes dentales, Praxis Dental te muestra en este artículo todos los beneficios de someterte a este tratamiento a tiempo:

1. Son estables, resistentes y duraderos: los implantes dentales son la mejor alternativa para la sustitución de dientes que se han perdido. Por una parte, son los artilugios más estable y con mayor fijación que se han creado hasta el momento. Tras pasar el periodo de fijación al hueso los implantes dentales quedaran totalmente ligados a tú encía. En definitiva, te olvidaras de tener que quitártelos cada vez que vayas a la cama, como si ocurre con las dentaduras postizas. Además, su duración no tiene comparación con cualquier otro procedimiento de esta clase. Los implantes dentales pueden realizar su función como el primer día durante 20 o 30 años.

2. Son muy seguros: hay personas que no acuden al dentista para este tipo de tratamientos porque sufren ansiedad y temor nada más pisar una clínica. Si este es tú caso, tranquilo, no tienes de que preocuparte ya que este proceso no causa dolor. Los implantes dentales se consideran dentro de esta especialidad un proceso de cirugía menor, con una fase de recuperación muy rápida y casi sin molestias. Según varios estudios recientes, el 85% de las personas que acudieron a consulta para un implante pudieron ocupar su puesto de trabajo al día siguiente. De todos modos, el dentista dispone de sedantes muy potentes y anestesia que duerme si es necesario al paciente, permitiendo que la operación se lleve a cabo de forma segura y cómoda.

3. Muy buena higiene: los implantes dentales toman la forma original del diente que están sustituyendo, es decir, la dificultad que tendrás para cepillarte con un implante será la misma que con un diente. Por lo tanto, una vez sometido al tratamiento puedes cepillarte con un cepillo convencional tras cada comida. Además, también puedes utilizar el hilo dental y los enjuagues bucales. Y, a diferencia de lo que ocurre con las dentaduras tradicionales, los implantes son fijos y no hay que extraerlos para limpiarlos.

4. Nos ayudan a conservar el hueso: nuestro cuerpo es muy inteligente, cuando perdemos un diente el hueso que lo sujetaba se reabsorbe, puesto que, ya no es necesario para la función que desempeñaba (sujetar el diente). Esto puede tener graves consecuencias, en especial en dientes incisivos y caninos, ya que al haber menos hueso los labios se retraen y el aspecto de la cara envejece. Sin embargo, con los implantes dentales no tendrás que preocuparte de este problema. El tornillo metálico realiza la misma función que el diente y, por tanto, atrae el hueso maxilar.

5. Mejoran la autoestima: como ya te explicamos al comienzo de este post, cuando nuestra sonrisa muestra una boca donde faltan dientes nuestro aspecto se afea, lo que conlleva una perdida de autoestima. En cambio, con los implantes dentales la sonrisa seguirá siendo tan brillante y bonita como antes de haber perdido la pieza. Además, a diferencia de los dientes postizos los implantes dentales no impiden que pronunciemos bien las palabras y mastiquemos correctamente los alimentos.

Definitivamente, los implantes dentales son la mejor forma que existe de reponer dientes en estos momentos. Aunque son más costosos que las dentaduras removibles, las ventajas son mucho mayores. Las desventajas son muy pocas y los riesgos mínimos. Con los implantes se logra restaurar la función y la estética dando sonrisas agradables a nuestros pacientes.

ORTODONCIA ONLINE

Complete nuestro formulario de ortodoncia online

EMPEZAR

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. más información imagen cerrar